Alan Mair: de los Beatstalkers a los Only Ones

Alan Mair nació en Glasgow, ciudad en la que formó en 1962 junto a Eddie Campbell los Beatstalkers.

The Beatstalkers


Mair (abajo a la izquierda) tocaba el bajo, Campbell (abajo a la derecha siempre con sus gafas) la guitarra y fueron, con permiso de los Poets, el grupo más famoso de Escocia en aquellos años. Eran conocidos como los Beatles escoceses debido al jaleo y griterío que se formaba en sus conciertos. Intentaron llegar al público de todo el Reino Unido por ejemplo siendo grupo residente en el Marquee Club de Londres durante seis semanas y llegaron incluso a aparecer en el Ready Steady Go!, pero nunca consiguieron dar el salto definitivo que les situara, como posiblemente merecían, en el mercado nacional. En Escocia vendían bastante, aunque no lo suficiente para posicionarse en las listas de ventas estatales pese a incluso haber firmado un buen contrato con Decca. Vamos que en Escocia eran unos casi dioses, pero no ocurría lo mismo en el resto de UK. Es muy famoso el lío que organizaron en el verano de 1965 en George Square en pleno Glasgow cuando intentaron tocar al aire libre y gratis. La estimación era que acudieran unas 200 personas a verles actuar, pero se cree que acudieron unos ¡2000! enfervorecidos jóvenes fans del grupo e incluso hay quien habla de entre 5000 y 7000. Todo terminó en lo que se conoce como la Primera Revuelta Beat en la que intervinieron helicópteros, policía montada y en la que los miembros del grupo salieron vivos de milagro gracias a las fuerzas de seguridad. Los titulares de los periódicos pueden resumirse en este que es absolutamente maravilloso y descriptivo: BEATSTALKRAZY!

La historia de la música pop había cambiado.



Beatstalkrazy!

Los Beatstalkers grabaron siete singles, tres para Decca en 1965 y 1966, y cuatro para CBS entre 1967 y 1969. Su primer single publicado en 1965 (Ev´rybody's Talking 'Bout My Babe/Mr. Disappointed) llevaba dos temas pop-beat, aunque ya se reconoce perfectamente su querencia en esos años por el universo Mod. Qué eran Mods se confirmó totalmente en su imprescindible segundo single. La cara A llevaba el saltarín y lleno de actitud Left Right Left, pero lo importante está en la cara B, ya que a ella habían relegado la que posiblemente sea su mejor canción: You'd Better Get A Better Hold On. La canción era de Joe South que años después compuso el himno Hush. Ya estamos en 1966, año en el que grabaron su tercer y último single para Decca, la cara A con el elegante sonido mod-soul de A Love Like Yours (canción de Martha Reeves & The Vandellas) mientras en la cara B incluyeron el arrebatador instrumental mod Base Line.


The Beatstalkers

En 1967 firman con la compañía CBS para la que grabaron cuatro singles más. David Bowie les había ofrecido varias canciones y aceptaron tres: una fue cara A y las otras dos cara B. Los singles para CBS fueron más pop con la psicodelia funcionando ya a toda máquina en la escena musical de las Islas Británicas. Aún así la cara B de su primer single en esta nueva etapa es una muy destacable versión de Ain't No Soul (Left In This Old Shoes). En el segundo iba como cara A la primera de las canciones de David Bowie que habían aceptado grabar, Silver Tree Top School For Boys, en la que incluso este participa poniendo su voz en los coros. La canción tiene el inconfundible sello de sus composiciones en aquellos años. La cara B pues bueno... El tercer y cuarto single para CBS son absolutamente prescindibles aunque os los quieran vender carísimos por llevar ambos composiciones consideradas rarezas de David Bowie. Pagar mucho dinero por estos singles es para sus fanáticos más fanáticos.

En 1969 los Beatstalkers se separan y Alan Mair se dedicó durante unos años al mundo de la moda. Siempre estuvo interesado en diseñar y hacer ropa, de hecho hacía mucha para él, para su mujer y para el resto de los miembros del grupo. Al separarse empezó a hacerlo para otras bandas que había conocido durante sus años como miembro de los Beatstalkers. Confeccionaba prendas de piel y botas hechas a mano para bandas de rock como Yes, David Bowie, Uriah Heep, Santana o Queen que entre muchos otros estaban entre sus selectos clientes. Abrió varias tiendas para vender sus productos llegando a trabajar y a ser encargado en una de ellas el mismísimo, jovencísimo y desconocidísimo Freddie Mercury. Las botas diseñadas por Mair llegaron a ser muy famosas hasta el punto de que en 1974 si no tenías unas no eras nadie en la escena rock y glam de Londres. Todo empezó cuando un amigo francés le pidió que le hiciera unas botas. Alan las diseño y le encargó la manufactura a un zapatero griego llamado Demetrius que le cobró 8 libras por hacérselas, mientras que él le cobró a su amigo francés 15. Ese fue el comienzo y Demetrius llegó a tener trabajando para él a seis zapateros hasta que Alan tuvo que comprar una pequeña fábrica ante la abrumadora demanda de su calzado. En ella empezaron por hacer 300/400 pares a la semana para terminar haciendo unos 3000 pares semanales. En esos años también estuvo trabajando para Mair su antiguo compañero en los Beatstalkers Eddie Campbell. Todo se convirtió en una locura y la idea de volver a un grupo de rock comenzó a rondar su cabeza.


Alan Mair Boots

En 1975 volvió a la música en la Al Matthews Band y tras dejarlos se presentó a una audición que había visto en un anuncio en el Melody Maker. Durante uno de los descansos Mair escuchó en el local de ensayo de al lado a un grupo que empezaba su carrera llamado The Only Ones. Tras una pequeña charla y al producirse una extraña e inmediata conexión Alan Mair pasó a ser el bajista del grupo en agosto de 1976.


The Only Ones

Fue con el segundo single de los Only Ones cuando Mair (segundo por la derecha) pudo vivir su segunda época dorada. La canción fue un éxito rotundo y un clásico imprescindible del power pop: Another Girl, Another Planet...

Este es el camino que llevó a Alan Mair desde los mods Beatstalkers a los power poperos Only Ones.

Después de grabar varios singles más y tres Lps los Only Ones se separaron en 1982. Mair se dedicó a sus quehaceres particulares y a su carrera en solitario como músico y productor, pero bueno, esa ya es otra historia...


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información