Otis Redding y su Satisfacción

En 1965 uno de los riffs más famosos en la historia de la música surgió de la privilegiada máquina para hacer canciones eternas que Keith Richards mantiene milagrosamente aún hoy en día sobre sus hombros...

The Rolling Stones - Satisfaction

Fue un gran dulce sueño, un pequeño milagro, ya que llegó a su cabeza mientras dormía en Clearwater, Florida, en la habitación del Hotel Fort Harrison. En medio de la noche Keith se despertó, cogió su guitarra acústica, encendió una pequeña grabadora Philips, grabó el riff y siguió durmiendo. Al llegar la mañana rebobinó la cinta y, pese a no recordar nada, pudo escuchar la base de la canción que cambiaría sus vidas para siempre y también la de millones de personas en todo el mundo. La cinta contenía el riff y cuarenta minutos de ronquidos ¿Cuánto podría valer esa cinta hoy en día? Seguramente su valor sería altísimo, pero desafortunadamente se perdió.

Como siempre ocurre con la forma que la dupla Jagger-Richards tienen de trabajar fue Mick el que terminó la canción poniéndole título y escribiéndole la letra antes de rematarla con el resto de la banda. El título sale de una frase de la canción de Chuck Berry "Thirty Days". Empezaron a grabarla en Chicago en los estudios Chess, pero cogió su forma definitiva en los estudios que RCA tenía en Hollywood. Los Rolling nunca confiaron mucho en la canción porque no estaban del todo "satisfechos" con el resultado final por parecerles muy básica y con demasiado fuzz en la guitarra que marcaba el riff. Keith siempre había pensado en ella llena de potentes arreglos de viento, como demuestra que en un principio el riff lo acompañaba la armónica de Brian Jones, y pensaron incluirla en alguna cara B o como relleno de algún Lp, nunca pensaron en ella como single. Fue la discográfica London Records, con base en el Reino Unido, pero que publicaba sus discos casi exclusivamente para el mercado norteamericano, la que finalmente tomo la decisión de publicarla (en aquellos años los grupos no solían controlar este tipo de cosas) y todos sabemos cual fue el resultado.

Otis Redding

Ese mismo año, solo unos meses después, Steve Cropper vio claramente que esa canción era ideal para que Otis Redding la interpretara y le convenció pensando que les haría llegar a un público más amplio y que podría abrirles el mercado europeo. La letra trataba temas muy "soul": la insatisfacción social, la insatisfacción sexual... era ideal para Otis.

Y ocurrió lo que tenía que ocurrir cuando varias mentes privilegiadas se unen. Sin querer, sin haberlo hablado, Otis hizo la versión perfecta de la canción soñada por Richards, la versión definitiva completando y casi sustituyendo el riff de guitarra por una maravillosa y perfecta sección de viento.

Otis Redding en Monterey 1967

El sueño de Richards ahora sí que era una realidad y el de Otis y sus MG's también ya que la versión, tal y como Cropper había planeado, les abrió definitivamente el mercado europeo mucho más interesado que el estadounidense en escuchar a los músicos de color norteamericanos. En 1966 Otis fue la estrella en uno de los programas más recordados del Ready Steady Go! actuando junto a Chris Farlowe y Eric Burdon. Podéis imaginaros cual fue la primera canción que interpretó con un publico repleto de Mods, pero esa... ya es otra historia.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información